Get Adobe Flash player

Los municipales exigen a la CGT que le pongan fecha al paro contra el bono y por la reapertura de paritarias

 

El secretario general de la Confederación de Trabajadores Municipales (CTM), Rubén “Cholo” García, adelantó hoy que va a exigir a la CGT que le ponga fecha al paro nacional de 24 horas resuelto por el Comité Central Confederal, al considerar que “hay mucha gente que está disconforme con este bono,” al tiempo que reclamó “la urgente reapertura de las paritarias”.

“La CTM va a pedir en el consejo directivo de la CGT que al  paro de 24 horas se le ponga fecha porque hay mucha gente que está disconforme con este bono,” explicó hoy a Télam el dirigente sindical.

Tras calificar como “una mentira” el pago por única vez de 2.000 pesos como compensación de la pérdida del poder adquisitivo, García fundamentó el reclamo de los empleados municipales de las 23 provincias argentinas a las que representa en que en  las negociaciones que mantuvo el Gobierno nacional con la CGT “ni siquiera se tocó nuestra situación.”

Como se recordará, el triunvirato cegetista anunció el 23 septiembre que había sido facultado para “tomar las medidas que crea necesarias" ante la falta de respuestas del Gobierno, pero evitó fijar una fecha para un paro general.

Sin embargo, en la primera reunión de la Mesa del Diálogo entre el Gobierno, los empresarios y los sindicalistas que tuvo lugar en el Museo de la Casa Rosada la semana pasada se llegó a un acuerdo que no satisfizo a todos.

Este encuentro dejó como saldo el compromiso de que se abrirá una negociación sector por sector para el pago de un bono extraordinario de fin de año de un piso de 2.000 pesos para trabajadores privados y estatales nacionales, dejando en un segundo plano la realización de la huelga anunciada.

García, que encabeza también la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), insistió hoy en que el  bono es “una mentira” como paliativo para recuperar la pérdida del poder adquisitivo de los salarios.

En este contexto, anunció hoy que su gremio se declaró en estado de alerta y movilización en los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires con el objetivo de reabrir las paritarias del sector y sentar a una mesa de negociación a todos los intendentes.

“El bono es una mentira. Nosotros estamos hablando de la recuperación del salario y no de un bono que se da por única vez”, explicó el dirigente sindical, a la vez que planteó la necesidad de “discutir salarios que sirva para todos los ítems de los sueldos, como el aguinaldo, la antiguedad y las vacaciones.”
“Nosotros estamos reclamando un sinceramiento salarial, por eso pedimos la reapertura de las paritarias y también el cumplimiento de los convenios colectivos de trabajo en todos  los municipios,” añadió.

Según el titular de la Fesimubo, el reclamo que plantea el gremio apunta a “un sinceramiento salarial porque la canasta básica indica que para dejar de ser pobre en la Argentina hay que ganar 12.500 pesos y un empleado municipal en muchos casos a veces ni llega al Salario Mínimo, Vital y Móvil,” que está fijado en 6.060 pesos.

“Facultamos a todos los sindicatos de nuestra federación para que reclamen la apertura de las paritarias, el cumplimiento de los convenios colectivos de trabajo y que los intendentes convoquen rápidamente a una mesa de negociación por el desafasaje del costo de vida,” resumió.

Finalmente, García anticipó hoy que en unos diez días se reunirá un plenario de todos los secretarios generales de los sindicatos de la Fesimubo para analizar la posibilidad de declarar una medida de fuerza, en el marco de los lineamientos que promueve la CTM.