Get Adobe Flash player

Dura embestida del STMA al Ejecutivo de Avellaneda

EDIFICIO DE LA OSPMA

Hernán Doval denunció que hay “voluntad de perjudicar a la obra social de los municipales”. Walter Fariñas consideró que la declaración de patrimonio histórica de la sede de OSPMA es “una nueva jugada” del Gobierno local.

El Concejo Deliberante de Avellaneda declaró a mediados de septiembre como patrimonio histórico al edificio de Laprida 70 donde funciona la obra social del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA).

La polémica en torno a este proyecto se generó porque se opusieron los mismos dirigentes del STMA, aduciendo que la ordenanza indica que se debe mantener la fachada y eso les impediría llevar a cabo algún nuevo emprendimiento.

Denuncian ataques. El secretario general electo del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA), Hernán Doval, cargó contra el Gobierno municipal por la medida adoptada sobre el edificio de la Obra Social de Personal Municipal de Avellaneda (OSPMA). “Entre gallos y medianoches nos presentaron esto cuando nosotros estábamos con un plan de reforma, o sea que la fachada que quisieron declarar histórica no existe más porque ya la habíamos tirado abajo”, señaló Doval en diálogo con Info Región y agregó: “Nos mandaron inspectores, nos hicieron infracciones, toda una persecución que tiene el Ejecutivo”.

Asimismo, explicó: “Nos perjudica también porque si ahora quisiéramos pedir un préstamo y poner en garantía esa propiedad no nos permite hacerlo”. “Existe la voluntad del intendente (Jorge Ferraresi) de perjudicar la obra social de los municipales porque perdió un juicio millonario por evasión tributaria. Entonces hay una intención de fundir la obra social de los municipales, para no tener que pagar el juicio”, aseveró el titular del STMA.

El secretario gremial del STMA, Walter Fariñas, consideró que “es una nueva jugada desde la Intendencia para, en esta nueva etapa, seguir perjudicando a los trabajadores y la obra social”. “Lo único que hicieron ellos fue tratar de declarar patrimonio histórico el edificio con la sola excusa de que nosotros no podamos venderlo, cosa que desmiento, nunca hubo intenciones de vender; pero ahora no podemos adquirir un crédito para poder financiarnos, porque la propiedad ya no nos sirve para eso”, sostuvo.

De esta manera, le respondió al concejal Jorge Degli Innocenti, quien había deslizado la posibilidad de que Doval quiera "construir un edificio de 40 pisos o vender el predio". “Doval estuvo llamando a concejales, tratando de torcer alguna voluntad, pero lo que no se entiende es que es algo que no lo perjudica, salvo que quiera construir un edificio de 40 pisos o vender el predio”, había señalado el edil.

“Nosotros y nuestro conductor ahora mantenemos una línea política coherente, donde más allá de los vaivenes de la política, él estuvo siempre enrolado dentro del FpV. Pero Degli Innocenti tendrá que explicar por qué estuvo desde Herminio Iglesias, pasando por Menem, estando con Duhalde criticando a Cristina y ahora paso a ser un cristinista de la primera hora”, disparó Fariñas.


* Nota correspondiente a la publicación del día 24 de Septiembre de 2016