Get Adobe Flash player

BALEAN LA CASA DE UN DIRIGENTE DEL SINDICATO MUNICIPAL

Ocurrió en la madrugada de ayer. La vivienda del Secretario Gremial, Mauro Magallanes, recibió cuatro disparos. Otros tres impactaron en un automóvil estacionado en la puerta. "Es un acto de barbarie que intenta amedrentarnos en la lucha por la defensa de los trabajadores", aseguró.

La casa del Secretario Gremial del Sindicato de Trabajadores Municipales, Mauro Magallanes de Campana fue baleada en la madrugada de ayer. Al menos siete disparos hicieron impacto entre los que pudieron ser identificados en el frente de la vivienda y en un automóvil que se encontraba estacionado en el lugar. Afortunadamente, el ataque no alcanzó ni a Magallanes ni a ninguna otra persona en la casa y sus inmediaciones.

El hecho ocurrió alrededor de la 1.30 de ayer, en Castelli y Granaderos, frente a la escuela del barrio Villanueva.

"Es un acto de barbarie que intenta amedrentarnos en la lucha por la defensa de los trabajadores", aseguró Magallanes. "Sin embargo, hechos despreciables como estos no nos van a detener, sino que nos da más fuerza para seguir en esta lucha que lleva más de 20 años y redoblar los esfuerzos para consolidar los derechos de todos mis compañeros municipales", agregó el Secretario Gremial del STMC.

Ayer, Magallanes radicó la denuncia en la Fiscalía y la causa quedó en la UFI Nº 2 que deberá investigar este hecho. Por lo pronto, tras la denuncia, personal de la Policía Científica se hizo presente en la casa atacada para relevar las pruebas correspondientes.

"Escuché los disparos y traté de alejarme de las ventanas", le contó Magallanes a La Auténtica Defensa. El dirigente gremial explicó que nunca había recibido siquiera amenazas y, además, contó que no pudo identificar ningún sonido que relacione a los atacantes con un vehículo.

Tres de los impactos de bala se encontraron sobre un automóvil estacionado en la puerta de la casa (uno de los disparos hizo estallar un vidrio del Ford Taunus) y cuatro impactos dieron sobre la mampostería del frente del domicilio.

El intendente repudió el hecho

El intendente Sebastián Abella repudió ayer el ataque que sufrió el Secretario Gremial del Sindicato de Trabajadores Municipales de Campana, Mauro Magallanes, durante la madrugada del viernes.

"Esperamos que la Justicia pueda esclarecer lo que sucedió. Yo repudio cualquier hecho de violencia y espero como vecino de Campana que no se repitan estas situaciones", expresó el jefe comunal.


Fuente: La Auténtica Defensa.