Get Adobe Flash player

Avellaneda: los Municipales no aflojan con sus reclamos



Duro documento del Sindicato de Trabajadores Municipales -STMA-, que cuestiona al intendente de Avellaneda por los salarios y sus actitudes. El gremio rechazó tener paritaria junto a la Asociación Médica.

El sindicato de Municipales de Avellaneda volvió a cargar contra la figura del intendente Jorge Ferraresi por los últimos aumentos anunciados por su gestión, los cuales se encuentran por debajo del nivel de “indigencia”, según el gremio que conduce Hernán Doval. Asimismo, si bien la intendencia reconoció que el STMA debía estar en la mesa paritaria, el gremio rechazó que la misma sea compartida por la Asociación Médica, que no tiene jurisdicción.

“Sería muy bueno que los trabajadores lo respetaran por las cosas buenas, como fue en algún momento, y no que le teman. Todavía está a tiempo, los trabajadores sabemos perdonar y dar segundas oportunidades”, advirtió el comunicado en cuanto a la relación entre sindicato y Ejecutivo.

Asimismo, el gremio está actualizando un trabajo sobre acoso laboral, dado que la misma lanzó su propia iniciativa -incluyendo acoso sexual- y la envió al HCD, pero ya el sindicato había advertido que “la dinámica de apriete hacia compañeras y compañeros se intensificó en los últimos 4 años”.

Según sus datos iniciales y que ahora pertenecen a más de un millar de agentes encuestados “el 48 por ciento sufrió violencia laboral por parte de un superior (55 de varones y el 38,7 de mujeres); el 31 con acoso laboral por cuestiones personales por parte de un superior y un 40.7, de violencia o acoso laboral por su elección de sindicato u obra social.

Salario del miedo

En relación a los aumentos que otorgó el jefe comunal, los números no estarían marcando la realidad. Recién en noviembre de 2019, un trabajador municipal estaría ganando 12.500 de salario básico y un neto de 29.000.

Este último numero teniendo en cuenta si el empleado tiene título universitario, pero en su gran mayoría los municipales son trabajadores de carrera y años de experiencia y no continuaron estudios universitarios.

Por lo que los 6.000 pesos que le otorga el titulo, sería para un universo minúsculo, explicaron desde el gremio y que “hoy el salario básico es de 10.100 pesos”.

Asimismo, se informó que como el intendente perdió el juicio con los inspectores municipales cesanteados y luego “desarmó la oficina de Inspección General, el fallo judicial le garantiza a los trabajadores que le deberán respetar las funciones”. Y varios se notificaron esta semana en el Tribunal de Trabajo Nº 2.

Fuente: https://www.diariopopular.com.ar/sureno/avellaneda-los-municipales-no-aflojan-sus-reclamos-n389567